Cuidados de la piel en adolescentes y adultos

La adolescencia es un ciclo bastante importante, debido a que es la transición entre la niñez y la adultez. Este periodo se caracteriza, principalmente, por presentar cambios físicos, mentales y hormonales que evidencian esta transformación fundamental e inevitable en la vida de todo ser humano. Específicamente hablando de la piel, durante la adolescencia y gracias a las variaciones hormonales propias de esta etapa, la dermis puede sufrir algunos cambios entre los que destacan el exceso de grasa y la aparición de puntos negros y acné en la piel1.

La estructura de tu piel

Además, es importante recordar que la piel siempre está expuesta a factores externos que pueden tener como consecuencias heridas menores, quemaduras leves, irritaciones, resequedad, ardor, comezón y hasta dermatitis atópica en adultos y adolescentes. Es por esto por lo que, durante la adolescencia, la adultez y, en general, en cualquier otra etapa de la vida puede resultar conveniente el uso de productos específicos para la piel con el fin de protegerla.

Bepanthen® es una marca, con más de 70 años de experiencia, especializada en la piel y en el desarrollo de productos para su cuidado y protección. Bepanthen® Pomada Regeneradora para la piel puede ayudar al proceso de regeneración de la dermis, auxiliar en la cicatrización de heridas, fisuras y erosiones cutáneas, así como, aliviar el dolor y la comezón de la piel en adultos y adolescentes. Esto gracias a que contiene como principio activo el Dexpanthenol o, también llamado, Provitamina B52.

 

Asimismo, puedes llevar a cabo algunas recomendaciones generales que pueden ayudarte a cuidar, proteger y mantener saludable la piel. Recuerda que es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, ya que es aquel que nos protege y más se relaciona con el exterior. En particular, hay que tener precaución con la piel sensible y la tendencia a sufrir piel atópica en adultos y adolescentes3.

Estructura de la piel en el bebé

Limpieza

Una adecuada rutina de limpieza permite eliminar las células muertas y controlar el exceso de grasa en la piel. Es recomendable limpiarla dos veces al día (por la mañana y por la noche), así como, utilizar productos específicos para la piel que ayuden a limpiarla, hidratarla y protegerla. Cuida siempre que estos productos NO incluyan agentes agresivos como alcohol o jabón. También se pueden incluir exfoliaciones de acuerdo con tu tipo de piel. No obstante, recuerda siempre seguir las indicaciones y recomendaciones de tu médico especialista o dermatólogo.

Estructura de la piel en el bebé

Protección solar

A lo largo de la adolescencia, los cuidados de la piel con relación a la exposición solar son los mismos que durante la vida adulta. De hecho, la precaución de la piel ante los rayos solares es esencial a cualquier edad, de lo contrario, se corre el riesgo de sufrir alteraciones en la piel que podrían durar toda la vida o afectar gravemente nuestra salud, como el cáncer de piel.

Estructura de la piel en el bebé

Hidratación

No importando el tipo de piel que tengas (normal, grasa, mixta, seca o sensible), la hidratación es fundamental para que las células y tejidos de ésta puedan defenderse de los factores externos que aceleran el envejecimiento cutáneo. Tener una piel hidratada permite que la piel muestre una apariencia fresca, juvenil, sana y lisa. Una piel no hidratada puede mostrar una textura tirante, arrugada y propensa a la descamación. Además de consumir la cantidad suficiente de agua, existen productos especiales para hidratar la dermis. En cuanto a cuáles utilizar, todo depende del tipo de piel. Vista a un médico especialista o dermatólogo que puede recomendarte el tratamiento más adecuado para ti.

Mujer observando plato de comida variado

Alimentación

Una alimentación balanceada siempre va a impactar en nuestra salud de manera general, y eso incluye la piel. No se recomienda ingerir grandes cantidades de azúcares refinados y, en general, alimentos con un índice glucémico elevado. Esto puede favorecer, sobre todo en la adolescencia, la secreción de andrógenos u hormonas sexuales masculinas, quienes son las principales responsables de la aparición de acné. Cuidar la piel desde dentro también tiene resultados hacia fuera, por lo que llevar una dieta saludable y equilibrada ayuda a mantener una piel radiante y retrasar al máximo los signos del envejecimiento.

 

Así que ya lo sabes, a cuidar uno de los órganos más importantes que tenemos: ¡NUESTRA PIEL!

Fuentes de referencia:

1. http://gaceta.facmed.unam.mx/index.php/2018/01/31/el-cuidado-de-la-piel-en-adultos-mayores/

2. https://www.tuasaude.com/es/bepanthen/

3. https://dermatitisatopica.info/la-dermatitis-atopica-en-el-adulto/

Image