¿Cómo curar una quemadura?  

Una quemadura es una lesión cutánea que daña directamente al tejido dérmico (la piel), y es producido por la exposición a líquidos o temperaturas calientes, como la del sol, sustancias químicas, radiación, vapor, gases inflamables, descargas eléctricas, fuego o algún tipo de incendio1, y hasta por contacto con líquidos hirviendo.  .

Para que sepas curar una quemadura, primero tienes que saber identificar que existen tres tipos de quemaduras, las cuales van de acuerdo al nivel de daño e impacto causado sobre la piel tras la exposición, las cuales son: 

Causas de la irritación cutánea en los bebes
  1. Quemaduras de 1er grado: aquellas que están consideradas como superficiales, este tipo de quemaduras dañan la capa externa de la piel2. Generalmente, no tienen un impacto grave y pueden ser curadas directamente en casa.   
  2. Quemaduras de 2do grado: aquellas que no solo dañan la capa externa de la piel, sino que también llegan a lastimar la parte interna. Pueden llegar a tener un tamaño de 5 a 7 centímetros de ancho.
  3. Quemaduras de 3er grado: son las más graves, estas afecciones dañan o destruyen las capas más profundas de la piel y sus tejidos. Este tipo de quemadura obligatoriamente requiere de una atención médica inmediata.  

Cuando se tiene una quemadura la piel reacciona de forma inmediata, es por ello que es importante el cuidado de la piel para así calmar las molestias y evitar un daño mayor. Los principales síntomas tras una quemadura son: 

  • Sensación de calor en la zona afectada
  • Enrojecimiento, hinchazón o dolor. 
  • Hipersensibilidad y molestia al tacto.
  • Si es una quemadura un poco más grave se pueden desarrollar ampollas.  

Si has estado expuesto, debes de tratar las quemaduras al momento para aliviar los síntomas, y conseguir que tu piel sane rápidamente y recupere su función. Aquí te dejamos los principales pasos para curar una quemadura:

Causas de la irritación cutánea en los bebes
  • Aplica agua fría en la quemadura, esto ayudará a enfriar tu piel y a que no se hinche. 
  • Limpia la zona con agua y jabón, y sécala perfectamente. Recuerda que tu piel está latente, por lo que no limpiar la zona puede afectar la recuperación. 
  • Aplica una pomada para quemaduras, asegúrate que esté formulada con Dexpanthenol, este ingrediente activo no solo ayudará a calmar las molestias, sino que fomentará la regeneración de las células de tu piel, por lo cual ayudará a que cicatrice más rápido.   

Bepanthen® Pomada Regeneradora es ideal para curar quemaduras leves, ya que su textura de fácil absorción evita que la piel tenga perdida de agua y acelera el proceso natural de regeneración de la piel, Además su capa transparente protege la piel de agresiones externas y reduce las molestias de irritación o ardor.  

No olvides que la piel es nuestra presentación ante el mundo, fomenta el cuidado de la piel y lúcela siempre perfecta.