¿Cómo funciona una crema hidratante para la cara?

La piel es el órgano más grande del cuerpo, se trata de un órgano externo que actúa como barrera protectora entre el cuerpo y factores externos que pueden amenazar nuestra salud, por este motivo es esencial tener una piel sana y cuidada para realizar esta función protectora, además de esta función, llevar una hidratación y cuidado de la piel es esencial porque también ayuda al control de la temperatura corporal. 

La piel de la cara, si bien tiene la misma estructura que la piel que cubre nuestro cuerpo, tiene unas características particulares, pues se trata de un tipo de piel más fina y delicada. Además, es una de las áreas más visibles y sensibles del cuerpo, por este motivo, es esencial mantener la piel de la cara hidratada.

Asimismo, existen personas más propensas que otras a padecer afecciones en la piel causadas por factores externos, pero en la mayoría de los casos, estas afecciones de la piel del rostro se pueden tratar con ayuda de cremas hidratantes para la cara generando una capa protectora. 

Es esencia llevar una adecuada hidratación y humectación de la piel para poder mantenerla saludable. Durante este proceso, tu piel será capaz de recibir la hidratación que requiere y de retener la misma dentro de las capas más superficiales. Dando como resultado una piel más suave y visiblemente más brillante. Lo interesante es, que existen varias formas de hidratar y cuidar la estructura de la piel , mismas que veremos con mayor detalle a continuación.

Crema hidratante, ¿Qué es y cómo utilizarla?

La piel seca, también conocida como xerosis o xerodermia, consiste en una afección de la piel que muestra síntomas como una piel áspera, escamosa y con picazón debido a diferentes causas como puede ser el tiempo frío o seco, una exposición duradera al sol.

  • Hidratación interna de la piel: existen hábitos de cuidado de la piel como tomar una cantidad suficiente de agua de forma diaria, una hidratación adecuada del cuerpo se refleja en estructura de la piel.
  • Hidratación externa de la piel: el uso de cremas hidratantes alivia los síntomas de piel áspera, piel escamosa o la sensación de picazón, estas cremas hidratantes para la piel pueden contener ingredientes como lípidos naturales como aceite de argán o manteca de karité que reemplazan los lípidos cutáneos perdidos y mantienen una salud de la piel adecuada.

¿Cómo funciona una crema hidratante?

Para entender cómo funciona debemos de saber que existen 3 tipos de sustancias hidratantes. Mismas que en conjuntos nos ayudaran durante el proceso de hidratación:

  • Sustancias humectantes: estas son sustancias llamadas “higroscópicas” y se distinguen por tener la propiedad de absorber el agua del ambiente. Se integran en algunas cremas para ayudar a absorber la humedad de la atmósfera y retenerla ante posibles fluctuaciones de humedad. Estos a su vez se clasifican en Orgánicos (los más comunes en hidratantes), Metalo-orgánicos e Inorgánicos. Actúan como emolientes (sustancia que suaviza, ablanda y aumenta el grado de humedad en la piel) ayudando a conservar el grado de humedad originada por la transpiración.
  • Sustancias oclusivas y filmógenas: estas sustancias son de naturaleza grasa, impiden la pérdida de agua por vía transcutánea, y poseen una acción emoliente además de tener un efecto oclusivo (ingrediente que muestra la  capacidad de formar una película o film protector sobre la piel que permanece sobre ella un tiempo determinado e impide que ésta pierda agua por evaporación).
  • Dentro de este grupo se pueden encontrar hidrocarburos (como la vaselina), siliconas, ceramidas y lanolina anhidra. La mayoría de estos ingredientes tradicionalmente se han usado como vehículos (excipientes) en distintas cremas dermatológicas que incluyen otros principios activos.
  • Emolientes: existen algunos componentes llamados “hidrófobos” que tienen un efecto emoliente, pero sin poseer un efecto oclusivo. Estos ayudan a reblandecer el tejido cutáneo al mismo tiempo que favorecen la retención del agua en la piel. Es por esto que también se consideran hidratantes. Entre ellos podemos encontrar el aceite de rosa mosqueta, aceite de borraja y los liposomas.

Aplicar una crema hidratante para la cara ya no solo ayuda a la hidratación de la piel, también supone un método para ayudar a promover una función de barrera saludable frente a factores externos, favorecer la renovación celular y mantener un aspecto hidratado o proteger y cuidar pequeñas fisuras que pueden aparecer en la piel de la cara.

Las cremas hidratantes de la línea Bepanthen® Derma con su fórmula Repair Complex que consigue una protección de hidratación de larga duración en tu cara, las cremas hidratantes Bepanthen® Derma están elaboradas a base de ingredientes como Dexpanthenol o Niacinamida ideales para un cuidado de la piel eficaz.  

Artículos relacionados