Afectaciones de la piel por factores externos

En nuestro día a día, nos exponemos a una variedad de factores externos que provocan afectaciones de la piel. Estos actúan sobre nuestra piel, acelerando su envejecimiento o provocando afecciones como la resequedad.

A continuación, listamos y describimos los factores externos más comunes que provocan afectaciones de la piel: 

  • La radiación solar: Este es sin duda uno de los principales factores que dañan la piel. Aunque la luz solar es necesaria para la producción de vitamina D en nuestro cuerpo, la sobreexposición a los rayos ultravioleta del sol puede resultar muy perjudicial. De hecho, es la principal causa del cáncer en la piel.
  • La nutrición: Una dieta saludable y balanceada, rica en antioxidantes y verduras, es beneficiosa para nuestra piel. Por otro lado, si no cuidamos nuestra alimentación, la salud de nuestra piel podrá verse afectada.
  • El estrés: Algunos estudios sugieren que el estrés crónico afecta negativamente la salud de la piel, impidiendo, entre otras cosas, su capacidad de recuperación.
  • El humo del tabaco: El tabaquismo es uno de los principales factores prevenibles que daña la piel. Ser fumador está asociado con un incremento en el desarrollo de arrugas en la piel y con un descenso en el brillo de esta.
  • La falta de sueño: No dormir lo suficiente se vincula a un incremento en los signos de envejecimiento en la piel.
  • El uso de algunos cosméticos: Ciertos cosméticos, como los que incluyen alcohol o sustancias abrasivas, pueden provocar resequedad y otras afectaciones de la piel.

Se recomienda evitar la exposición a estos factores externos en cuanto sea posible. Adicionalmente, también es importante mantener hábitos adecuados para el cuidado de la piel. Esto incluye usar bloqueador solar (el cual ayuda a prevenir que la exposición al sol nos genere afectaciones de la piel), mantenerse hidratado, no tomar duchas demasiado calientes o prolongadas y utilizar cremas para el cuidado de la piel como las de la línea de Bepanthen®

Bepanthen®SensiCalm® es una crema emoliente y un aliado ideal si sufres de comezón, irritación y el enrojecimiento causado por eccema, que puede ser desencadenado por factores como la lana áspera, calor y sudoración, polen, moho y más. 

Artículos relacionados