Consejos de mamás para mamás

El nacimiento del primer hijo suele estar acompañado de ilusión, expectativas y, en general, mucha felicidad. Sin embargo, también hay que recordar que se trata de una primera experiencia, algo que nunca habías experimentado, por lo que resulta completamente normal que la cabeza se llene de dudas, miedos, inseguridades y pensamientos que jamás habías tenido. Pero, no hay de qué preocuparse, ten por seguro que todo esto se irá con el segundo hijo. Todo es cuestión de tiempo, práctica y experiencia ¡Paciencia!

Causas de la irritación cutánea en los bebes

Acá te traemos algunos consejos para de mamás para mamás primerizas1 que pueden implementar en su rutina diaria y así llevar esta nueva etapa de la mejor manera. No obstante, la mejor recomendación que podemos darte es: ¡Disfruta este nuevo comienzo y confía en ti, en tu instinto! Nadie conoce mejor a tu bebé que tú.

  • Recupera la movilidad lo más pronto posible: La actividad física puede ayudarte a descargar el estrés, liberar endorfinas y sentirte mucho mejor durante la etapa postparto en la que tu cuerpo va a exigirte más de tu 100%, tanto física como mentalmente. Recuerda platicarlo con tu doctor y seguir siempre sus indicaciones y recomendaciones. Comienza con la actividad física siempre y cuando tu médico de cabecera y/o ginecólogo lo apruebe.
  • Hidrátate y cuida tu alimentación: Esto es importante en cada una de las etapas de la vida. Sin embargo, después del parto y, sobre todo, en la lactancia la demanda de líquidos y alimentos aumenta ya que el requerimiento de nutrientes también incrementa.
  • Cuida al bebé, pero tu sueño también2: Es bien sabido que durante la etapa del posparto dormir no es una actividad que se pueda realizar tan fácilmente como antes de ser mamá, aun así, es muy importante que aproveches todos los momentos disponibles que tengas para descansar. Uno de ellos es cuando tu bebé duerme. Verás que te sentirás mucho menos cansada, con mayor ánimo y que rendirás mejor en tus tareas diarias (que vaya que son bastantes cuando se es mamá).
  • Calma en la lactancia: La lactancia es un proceso importante para los bebés y las nuevas mamás. Sin embargo, no es ni sano ni necesario que te estreses en hacerlo perfecto. Recuerda que lo que menos necesitas durante el posparto es más estrés. Además, en la lactancia pueden aparecer obstáculos como la mastitis, las grietas en los pezones, la falta de tiempo, etc. Relájate, consulta a tu médico y si para ti funcionan otras opciones como extraer la leche y dársela en biberón, ¡NO PASA NADA!
  • Déjate ayudar3: Mientras te recuperas del parto, puede resultar muy útil aceptar la ayuda de otros. Ponte en el lugar de tu cuerpo, se está ajustando a distintos cambios que suceden a nivel hormonal, físico, de sueño e, incluso, emocional. Intenta exigirle lo menos posible, sobre todo, durante las primeras semanas. Acepta ayuda para pequeñas tareas con las que te sientas cómoda al dejarlas en manos de alguien más: preparar la comida, poner la ropa a lavar, hacer las compras y hasta dar un vistazo al bebé (puede ser otro momento que podrías aprovechar para descansar y dormir un poco). Por supuesto, todo este apoyo debe ser hasta donde tú quieras y permitas, al fin y al cabo, la mamá eres tú, por lo que tú eres quien debe tomar las decisiones importantes y poner límites cuando sea necesario.
  • Cuida tu piel y la de tu bebé: Existen pomadas como Bepanthen® Pomada Protectora contra Rozaduras que pueden cuidar la piel de tu bebé de las rozaduras causadas por el pañal, además de proteger su piel de los factores externos. Recuerda que la piel de los recién nacidos es mucho más sensible y delicada, por lo que están más expuestos a contraer infecciones o irritaciones que un niño o un adulto. Y lo que menos queremos es verlo sufrir o escucharlo llorar de la molestia, ¿cierto? En lo que refiere a tu piel, ésta está sufriendo varios cambios también. Además, en la lactancia está propensa a sufrir irritaciones e infecciones. Aplicar una ligera capa de Bepanthen® Pomada Protectora contra Rozaduras puede ayudarte a prevenir fisuras mamarias en la piel y a mantenerla protegida. Para más consejos sobre el cuidado de la piel de tu bebé te recomendamos leer Cuidados de la piel para bebés y mamás y Consejos para madres y padres primerizos.
Image