Dentición y rozaduras en bebés | Bepanthen®

Dentición y rozaduras en bebés

La dentición, que a menudo comienza en bebés de alrededor de seis meses, puede ser un momento desafiante tanto para los padres como para los bebés. Durante este período, tu bebé o niño pequeño puede parecer "extraño" e irritable, esto se debe a que está padeciendo algunos síntomas menores que, si bien son normales, pueden estarle causando molestias.

Algunos síntomas de dentición en bebés son:

  • Dolor
  • Inflamación alrededor de donde el diente está en erupción.
  • Irritabilidad general
  • Dificultad para dormir o duerme perturbado
  • Mejillas enrojecidas
  • Babeo
  • Fricción de las encías, o más mordeduras y chupeteo
  • Molestias intestinales que van desde estreñimiento a diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Una oreja dolorida en el mismo lado que el diente que está en erupción

Pero ¿la dentición puede causar rozaduras en los bebés? La dentición no causa dermatitis del pañal directamente. Sin embargo, la dermatitis del pañal puede ser causada porque la piel de tu bebé entra en contacto con las heces y el pañal, y si tu bebé sufre de diarrea inducida por la dentición, esto puede aumentar la probabilidad de que sufra erupciones en el área del pañal.

Si tu bebé está pasando por el proceso de dentición, existen algunos pasos que puedes seguir para ayudarlo a prevenir la dermatitis del pañal y que se sienta mejor:

  • Siempre mantente al pendiente de sus actitudes o cambios de comportamiento, detectar a tiempo la dentición y actuar rápido, es uno de los mejores consejos que te podemos dar para evitar las rozaduras u otras molestias. Asegúrate de que sus pañales se cambien lo antes posible después de que se hayan ensuciado, y usa una pomada protectora como Bepanthen® Pomada Protectora contra Rozaduras en cada cambio, para crear una barrera que proteja su piel y ayude en la recuperación natural de la piel.
  • Dale a tu bebé objetos refrigerados o congelados para masticar, como chupones, alimentos congelados o anillos para la dentición, esto puede ayudar a calmar sus encías adoloridas.
  • Si sigues las instrucciones al pie de la letra y te mantienes en constante comunicación con tu pediatra, los anestésicos locales, los analgésicos menores y el paracetamol pueden ayudar a controlar el dolor.
Image