Mother father

Dentición y algunas maneras naturales para ayudar a tu bebé

Bebé dificultad para dormir por dientes

Alrededor de los 6 meses, tu bebé, aparentemente feliz y establecido, puede volver a ponerse inquieto, con las encías doloridas, rojas e hinchadas, más heces líquidas y rozaduras de pañal posiblemente catastróficas. Es el momento de la dentición.

Aunque algunos bebés pueden obtener sus primeros dientes alrededor de los 4 o 5 meses, y algunos más tarde (todos entre 7 a 9 meses), los síntomas serán los mismos y tu pequeño puede tener un dolor considerable, generalmente durante la primera vez.

¿Cómo reconozco la dentición?

Algunos bebés tienen la suerte de tener menos dolor, pero incluso si no lloran y se ponen dubitativos con la dentición, probablemente estarán más inquietos, tendrán las mejillas enrojecidas, posiblemente hinchadas las encías, y notarán cierta incomodidad al alimentarse. Algunos bebés tomarán su dedo o juguetes para morder, o pueden estar más inquietos por la noche y en general sentirse gruñones. Si pasa un dedo limpio sobre las encías frontales, es posible que sienta el borde cortante de los dientes debajo de la superficie.

Muchos bebés tendrán más heces o más heces de color diferente y con frecuencia sufrirán sarpullido en las pompis.

Si tu bebé también sufre de esto, asegúrate de dejarlo libre de pañal durante algunos lapsos del día. Cambia los pañales con frecuencia y aplica una pomada como Bepanthen® que además de protegerlo contra las causas de las rozaduras, refuerza la protección natural de la piel.

¿Cómo puedo ayudar a mi bebé a la dentición?

Bebé en proceso de dentición
Bebé y nuevos dientes
Mordederas para bebé

Consejos durante esta etapa:

  1. Comodidad: Muchos cariños y mimos. Pasa tanto tiempo interactuando con el bebé como sea posible, jugando y manteniéndolo ocupado y distraído del dolor.
  2. Amamantar cuando pida: Éste es uno de esos momentos en los que la lactancia se desarrolla por sí misma, brindando comodidad, calidez y un momento perfecto de unión durante el tiempo que el bebé lo quiera y lo necesite.
  3. Tu dedo: Sí, por más simple que parezca, darle al bebé un dedo para que muerda, o simplemente frotar el dedo sobre las encías puede aliviar el dolor palpitante. O bien 2 cucharadas de aceite de coco y 1 gota de aceite esencial de menta o manzanilla ayudarán. O prueba una gota de extracto de vainilla diluido, lo que proporciona un efecto calmante.
  4. Juguetes de dentición: Hay una amplia gama de anillos para la dentición, juguetes para masticar y otros artículos disponibles en todas las tiendas de artículos para bebés y supermercados más grandes.

* Algunos niños pueden tardar más en el proceso de dentición pero si en su primer año de nacimiento no hay signos del primer diente consulte a su pediatra.